Blanca

Blanca:
Quiero contarles un poco de mi experiencia como voluntaria en Cáritas Abancay.

 

 

 

 

Mi historia empieza hace cinco años cuando quise ir a hacer labores humanitarias a otro país pero el viaje se anuló por la guerra y me quedé con las ganas; pero tengo una gran amiga que se enteró de lo que me había pasado y me comentó que la próxima vez que quisiera hacer voluntariado le avisara y….¡eso hice! En Agosto se lo comenté a ella y me ayudó en organizar el viaje a Perú (quería ir a un país con grandes necesidades); me puso en contacto con la Fundación Rode y con Cáritas Abancay, con el Sr. David y desde ese momento ¡empezaron mis preparativos para ir a Perú! Mi aventura laboral empezó el 18 de Enero del 2010; allí me estaban esperando con los brazos abiertos David, José, María, Erika, Bernabé y numerosas personas más que colaboran cada día con Cáritas.

La mayoría del tiempo, mi colaboración fue trabajando en el orfanato que hay en Abancay, donde no puedo decir nada negativo ya que en todo momento me sentí como en casa, rodeada de grandes madres, hermanas, novicias, las niñas de KP, las chicas mayores, y por supuesto "mis niñas, las kinders", todas sin excepción con un gran corazón. Solo llegar me recibió la Hermana Superiora con un gran abrazo y sin saber de donde salieron, aparecieron cuatro niñas que al saber mi nombre me dijeron “hola mamá Blanca”; que cariñosas y que gran recibimiento, desde ese momento, empezó mi trabajo; y una gran parte de mi corazón está ocupado para siempre para mis "nueve kinders" del orfanato; no se pueden imaginar estas pequeñas kinders, hermanas, novicias y todo el grupo de chicas que forma parte del orfanato lo mucho que he aprendido de ellas ¡nunca las olvidaré!

Mi trabajo consistía en entretener, cuidar, enseñar, asear y muchas cosas más a esas pequeñas niñas además de trabajar en algún proyecto de Cáritas.

Trabajando con Cáritas, fui testigo del trabajo y esfuerzo que realizan estas personas sin lucro para personas desconocidas necesitadas sin pedir nada a cambio.

Participé en el estudio de necesidades urgentes de las Comunidades de la Sierra para el próximo invierno, campañas médicas e higiénicas para gente mayor; a su vez me enseñaron numerosos lugares maravillosos donde te das cuenta que aunque tengan pocos recursos...son amables, cariñosos, generosos y cordiales contigo.

Mi primera salida con Cáritas fue extraordinaria porque me llevaron a las zonas más altas de la Sierra; Andahuaylas donde pasamos la noche en Pampachiri para realizar el estudio de las comunidades de la zona para prevenir los problemas para el próximo invierno, luego fuimos a Huancaray y a unos cuantos pueblos más, siempre para ayudar a las gentes más necesitadas pero además, José siempre tenía algún momento para enseñarme los increíbles paisajes, los imponentes cerros y lugares del Perú.

Otra salida que hice fue en el mismo Abancay; el 2010 ha sido y se recordará como un año de muchas lluvias, derrumbes y los efectos han sido terribles a si que.....Cáritas Abancay organizó una campaña para recaudar víveres, ropa, dinero para las zonas más afectadas por los efectos de las lluvias que eran Puno, Cuzco y la región de Apurimac donde Abancay es la capital, aún no me puedo creer lo que me enseñaron en una sola mañana. Todo Cáritas se organizó para peinar todo el pueblo de Abancay y así recoger lo máximo posible de víveres, ropa, dinero y ¡así fue! íbamos tienda por tienda, casa por casa, local por local etc etc... pidiendo la ayuda que pudieran darnos y lo más asombroso para mi fue que todos dieron algo, hasta el más pobre comparte lo poco que tiene.

Después de pasar dos meses y medio colaborando con Cáritas y viviendo como una más en el orfanato y noviciado de Abancay solo puedo decir MUCHAS GRACIAS y que.........no será la única vez que me vean por allí; ha sido una experiencia inolvidable y con muchas ganas de repetirla.

Es difícil explicar con palabras esta experiencia, porque para poder entenderlo, es necesario vivirlo. Animaros a hacerlo, no os arrepentiréis y saldréis ganando.

Desde Reus (Catalunya)
Un cordial saludo
Blanca